SEMBRAR ÁRBOLES, UN HOMENAJE EN EL DÍA DEL MEDIO AMBIENTE

Una celebración para el planeta es lo que hoy 5 junio de cada año se conmemora  gracias al esfuerzo de sensibilización humana  por el Medio Ambiente. Se celebra desde 1973, fecha con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo en 1972, cuyo tema central fue el Ambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente es sin duda un evento global  que moviliza actividades: caminatas en calles, conciertos ecológicos, campañas de reciclaje y de limpieza involucrando a chicos y grandes,  pero sin lugar a duda el más importante llamado a la acción es las  plantaciones de árboles en cualquier lugar del mundo, una tendencia  en la que más gente se une como símbolo para contribuir con la conservación del planeta.

El más grande movimiento ambiental   vincula la raza humana y la naturaleza  para la conservación  de esta nuestra casa, la tierra. La evangelización en temas ambientales  por activistas desde los años setenta,  fue la semilla  que  hoy deja ver los bosques de personas menos indiferentes con los problemas ambientales. Obviamente nuestras comunidades Indígenas antes de la conquista del hombre blanco, ya tenía claro esta estrecha relación con la Pachamama, “la madre tierra nos da todo, lo mínimo es devolverle algo y protegerla” creencia ancestral que se expandió  hasta los pueblos más modernos mostrando una civilización que lucha por salvar el medio ambiente.

Un panorama de esperanza nace en las nuevas generaciones a pesar de gobiernos e instituciones que son indiferentes  en  el cambio climático, al final la casa es de todos y todos debemos contribuir para hacer  nuestra parte.  Celebrar este día sin poner nuestro granito de arena no es celebración, te invitamos a sembrar vida, a sembrar esperanza, a sembrar no uno, ni dos árboles.

Siembra un bosque mientras puedas, cada día, cada hora,  ¿Qué te detiene?