Año: 2017

La nueva fórmula para reducir el Cambio Climático

Ya son más de 1000 siembra usuarios de nuestra plataforma que dejaron su indiferencia a un lado para ser parte de Saving the Amazon. Tu también, personas de tu edad, con la misma formación y preocupación por el planeta, hoy son parte del más grande movimiento de restauración ambiental y aporte al cambio climático. Simplemente con la siembra de tu árbol nativo en el pulmón del mundo, la amazonia, podrás contribuir para mitigar el calentamiento global.

“Las inundaciones y las sequías son cada vez más comunes en la Amazonía debido al cambio climático y nuestro estudio muestra que los habitantes de las ciudades remotas y sin carreteras son los más afectados”, apunta Luke Parry, del Centro de Medio Ambiente de la Universidad de Lancaster (Reino Unido)

¿Cómo es la fórmula de Saving the Amazon?

No existe una ecuación matemática que reduzca el cambio climático, ni máquina de la industria que aplaque el calentamiento global. Solo los árboles son la única fuente que combate directamente el cambio climático, los árboles nativos  absorben el CO2, los olores y gases contaminantes filtrando las partículas que infectan el aire atrapándolas en sus hojas y cortezas removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire. 22 árboles proporcionan oxígeno a una sola persona al día.

La fórmula consiste en unir el conocimiento ancestral indígena de siembra con la tecnología aplicada a la web y móviles. Cualquier persona en el mudo compra la siembra de árboles nativos a través de la plataforma que oferta la siembra para cada ocasión y en cualquier momento. Cada árbol sembrado se les adjunta una plantilla amigable con el ecosistema, en dicha plantilla queda plasmado el nombre de un ser querido (familia, amigo, mascota o marca) para inmortalizar o perpetuar su nombre por siempre. Esta labor es un trabajo de las comunidades que habitan la amazonia, quienes cuidan durante tres años la siembra y cada seis meses reportan en imágenes el crecimiento de los árboles con los nombres, beneficiando sus familias en seguridad alimentaria y bienestar indígena.

“Todos en la vida mínimo debemos sembrar un árbol y mejor si tiene tu nombre”

Cada árbol de Saving the Amazon es marcado con los nombres que desea dejar en la amazonia, se georreferencia en google Maps y se reporta a cada siembra usuario la trazabilidad de crecimiento natural por varios medios, los nuevos siembra usuarios al hacer su aporte reciben un diploma de reconocimiento y certificación.

Bajo este panorama Saving the Amazon formula que debemos sembrar más árboles nativos en el altar ecológico más importante del planeta para seguir regulando las lluvias que llegan a las ciudades de Suramérica y almacenando la reserva de oxígeno de todo el planeta.

Con esta fórmula para mitigar el cambio climático, el pasado mes de junio del presente año el Colegio Gran Bretaña se unió a nuestro exclusivo grupo de entidades responsables con el planeta y paso a ser un Siembra Usuario de Saving the Amazon .

En el evento liderado  por estudiantes y maestros llamado “I not bullying to planet”  sorprendió a directivos, padres de familia y otros estudiantes  sembrando un bosque en la comunidad indígena Cubeo con el nombre del colegio para demostrar lo fácil que es cuidar la amazonia y simbolizar el ataque que cada día sufre nuestro planeta.  Felicitamos a los jóvenes del colegio quienes  demuestran hoy, mañana y siempre que es ahora el mejor momento para  sembrar vida, convencidos que acciones como estas reducirá el cambio climático de nuestro  mundo indiferente.

Conocer más

LA AMAZONÍA GENERA EL 20% DEL OXÍGENO DEL PLANETA

El altar ecológico más importante del planeta es la sin lugar a duda el pulmón del mundo donde nace el aire que respira 7.510 millones de humanos y un sin número de animales y plantas que aún no se han reportado.

Hoy 7 de junio es el día internacional del Aire Puro, proclamación de la humanidad ante el implacable deterioro ambiental que agota a nuestro planeta por las emisiones de gases tóxicos que las industrias, los vehículos y la falta de cultura ecológica genera cada día.

La raza humana se ve amenazada por causa de enfermedades respiratorias y cardiovasculares “La SEPAR indica que las infecciones respiratorias agudas representan el 20% de las muertes anuales en menores de cinco años, proporción que aumenta en países en desarrollo, lugares donde los índices de contaminación del aire son más altos”. EFE

El día internacional del Aire Puro es una lucha contra los graves problemas de contaminación en el aire, la tala de árboles y la intervención de la mano del hombre que devasta con la biodiversidad nativa. Para remediar tanta crueldad con nuestro mundo, la única solución está en sembrar árboles por todo el planeta, sembrar árboles en la reserva amazónica, sembrar árboles que tengan un acompañamiento para perdurar por siempre.

Nuestra lucha es garantizar que la vida en la tierra se prolongue. Seguir sembrado árboles en la amazonia gracias a los aportes de la ciudadanía mundial y el conocimiento ancestral indígena es una respiró a tanta indiferencia.

“El aire limpio es un requisito básico para la salud y el bienestar de los humanos”. Si es así, hoy es un día muy especial para sembrar “Tu Árbol “con Saving the Amazon.

Conocer más

SEMBRAR ÁRBOLES, UN HOMENAJE EN EL DÍA DEL MEDIO AMBIENTE

Una celebración para el planeta es lo que hoy 5 junio de cada año se conmemora  gracias al esfuerzo de sensibilización humana  por el Medio Ambiente. Se celebra desde 1973, fecha con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo en 1972, cuyo tema central fue el Ambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente es sin duda un evento global  que moviliza actividades: caminatas en calles, conciertos ecológicos, campañas de reciclaje y de limpieza involucrando a chicos y grandes,  pero sin lugar a duda el más importante llamado a la acción es las  plantaciones de árboles en cualquier lugar del mundo, una tendencia  en la que más gente se une como símbolo para contribuir con la conservación del planeta.

El más grande movimiento ambiental   vincula la raza humana y la naturaleza  para la conservación  de esta nuestra casa, la tierra. La evangelización en temas ambientales  por activistas desde los años setenta,  fue la semilla  que  hoy deja ver los bosques de personas menos indiferentes con los problemas ambientales. Obviamente nuestras comunidades Indígenas antes de la conquista del hombre blanco, ya tenía claro esta estrecha relación con la Pachamama, “la madre tierra nos da todo, lo mínimo es devolverle algo y protegerla” creencia ancestral que se expandió  hasta los pueblos más modernos mostrando una civilización que lucha por salvar el medio ambiente.

Un panorama de esperanza nace en las nuevas generaciones a pesar de gobiernos e instituciones que son indiferentes  en  el cambio climático, al final la casa es de todos y todos debemos contribuir para hacer  nuestra parte.  Celebrar este día sin poner nuestro granito de arena no es celebración, te invitamos a sembrar vida, a sembrar esperanza, a sembrar no uno, ni dos árboles.

Siembra un bosque mientras puedas, cada día, cada hora,  ¿Qué te detiene?

 

 

Conocer más

El presidente Trump declara que EEUU. Renuncia a los acuerdos de COP21

Hoy es un día histórico para el cambio climático, el presidente Donald Trump, anunció la salida de Estados Unidos del acuerdo firmado por unas 190 naciones en París sobre cambio climático, un presagio expuesto en campaña y que hoy se cumple.

La meta propuesta por Obama dentro del marco del Acuerdo de París era que Estados Unidos reduzca para 2025 las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 26 y un 28 por ciento respecto a los niveles de 2005. El Acuerdo de París es considerado por muchos como el logro ambiental más importante de la historia por su alcance global y sus objetivos a largo plazo.

 

En 2012, Donald Trump calificó al cambio climático como un » engaño chino « para perjudicar a las manufacturas estadounidenses. Para el mandatario estadounidense es mejor retirarse por ser un «mal acuerdo”. “En otras ocasiones Trump ha dicho que duda que el hombre sea responsable de la crisis ambiental y ha manifestado que el Acuerdo de París implica compromisos que van en contravía de los intereses de los estadounidenses.

El acuerdo habla de hacer esfuerzos colectivos para evitar que la temperatura promedio del planeta aumente más de 2 °C. Aunque invita a los países a hacer esfuerzos extra para mantenerla en 1.5 °C.
Establece que los países deben aumentar gradualmente sus compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Reconoce la importancia de los bosques como sumideros de carbono y recalca la necesidad de trabajar para evitar su deforestación y degradación.”

Sabemos que somos la inmensa minoría quienes movilizamos causas para salvar el planeta, también reconocemos los esfuerzos que la población norteamericana hace para mitigar los daños ambientales. No es la nación es el estado.
Si un país está fuera de los acuerdos, no quiere decir que la ciudadanía no pueda marcar la diferencia y ser parte activa para salvar el planeta. Salva tu mundo, haz tu parte, no existen fronteras para sembrar vida. Te invitamos a seguir aportando a mitigar el cambio climático desde tu casa a solo un clic.

Saving the Amazon

Conocer más

INDÍGENAS DEL VAUPÉS, SIEMBRAN BOSQUES DE PAZ POR MOCOA

Haz parte del más grande homenaje que las comunidades indígenas del Vaupés rendirán a las víctimas humanas que fallecieron en la devastadora avalancha del municipio de Mocoa, en el departamento de Putumayo. Sembremos  juntos un árbol con el nombre de cada una de las víctimas de la avalancha de Mocoa.

 Según la cosmología Amazónica

«Los humanos morimos dos veces:
Cuando dejamos de respirar y
Cuando dejan de pronunciar nuestro nombre»

Por lo tanto, sembrar el nombre de todas las víctimas de la avalancha de Mocoa, es un homenaje  a cada familia damnificada, para recordarlos en la memoria y para que no olvidemos este trágico evento.

Comprar la siembra de un árbol con el nombre de una víctima de Mocoa  es perpetuar  su  memoria en el altar ecológico más importante del planeta. Los indígenas del Vaupés sembrarán árboles nativos y cuidaran con su sabiduría ancestral el Bosque de Mocoa.

Sembrar árboles nativos en cada región del país  evita  los deslizamientos de tierras, modera  los efectos de las lluvias, mitiga el desbordamiento de ríos y protege las fuentes de agua. Del mismo modo, la presencia de árboles  modifica el microclima, la radiación solar, mejora la calidad del aire y ofrece albergue y fuente de alimento la fauna y seres humanos  de la zona.

Los bosques nativos  son el único escudo ambiental de los ecosistemas, protegiendo a los seres vivos y por ello debemos seguir prolongando su existencia.

Entre todos podemos construir  Bosques de Mocoa  y seguir  ayudando para que  otras regiones de nuestro país  no sufran las consecuencias del calentamiento global y cambio climático. Putumayo, que  como su nombre los dice  «lugar donde se bebe agua» es también el lugar donde nace y nuestro compromiso es que así sea, prevenir es mejor que lamentar.

Mocoa  suma  más de 290 muertos  y  45.000 víctimas damnificadas  de la trágica avalancha que aconteció en la madrugada del 1 de abril en 17 barrios de la ciudad. Algunas entidades atañen que la furia de la naturaleza y de las lluvias  fue superior a los promedios históricos de la región, la indiscriminada tala de árboles y la irresponsabilidad humana, se suman el precario manejo de los alcantarillados y a una falta de prevención por parte de las entidades encargadas del gobierno.

La tragedia se llevó  todo a su paso, se llevó la vida; algunos árboles firmes a la tierra, no se dejaron arrastrar, pese a la fuerza de barro y rocas que todo destruía, sembrar la esperanza es el camino para reconstruir la vida en la población.

Tú también puedes contribuir a este merecido homenaje, haz tu parte y compra la siembra en nombre de cada víctima humana, todos unidos por Mocoa  sembraremos un bosque  para que estos hechos naturales sean mínimos  en las regiones devastadas por el hombre  y en surcos de dolores  el bien germine ya.

Conocer más

BOSQUES POR MOCOA, LOS HUMANOS MORIMOS DOS VECES

La deforestación en el departamento del Putumayo alcanzó a su capital, Mocoa.

El sembrar el nombre de todas las víctimas de la Avalancha de Mocoa, es un homenaje para recordar su memoria y no olvidar este trágico evento.

Municipio que hoy suma  más de 290 muertos  y  45.000 víctimas damnificadas  de la trágica avalancha que aconteció en la madrugada del 1 de abril en 17 barrios de la ciudad. Algunas entidades atañen que la furia de la naturaleza y delas lluvias fueron superiores a los promedios históricos de la región, la indiscriminada tala de árboles y la irresponsabilidad humana se suman el precario manejo de los alcantarillados y a una falta de prevención por parte de las entidades encargadas del gobierno.

Una crónica de una avalancha anunciada fue lo que  ‘Hace nueve meses se advirtió que podía pasar esta tragedia en Mocoa’, titula ‘El Espectador’, a partir de las declaraciones del director de Corpoamazonia. El ambientalista Rodrigo Botero, conocedor como pocos de la zona, hace un poderoso relato en ‘Semana’ titulado ‘¿Furia de la naturaleza?’, en el cual señala los efectos letales, advertidos con anterioridad, de la mano destructora del hombre.

Las víctimas humanas son en su gran mayoría  población vulnerable, que ya habían sufrido una tragedia con la guerra de medio siglo, que azotó sus familias en el sur del país .Colombianos que fueron forzados al desplazamiento llegaron a Mocoa a establecerse en los 17 barrios que hoy son ruinas de la más grande avalancha de la región y campo santo. Algunos sobrevivientes a la avalancha viven su propia odisea y relatan sus hechos   «Me fui a buscar a mi sobrina pero no la encontré. Escarbé y escarbé hasta que me encontré fue la mano de un bebé, fue horrible. A ella se la llevó el lodo, ya no la voy a ver», contó desolada Marta Gómez.

La tragedia se llevó  todo a su paso, se llevó la vida, algunos árboles firmes a la tierra no se dejaron arrastrar pese a la fuerza de barro y rocas que casi todo lo destruyó, sembrar la esperanza es el camino para reconstruir la vida en la población.

Es nuestro deber contribuir para honrar a las víctimas humanas  creando Bosques de Mocoa.

Donde las víctimas serán homenajeadas con la siembra de un árbol por cada persona que fue sepultada por la avalancha. Cada árbol sembrado tendrá el nombre de cada uno de los desaparecidos, para que su nombre se inmortalice en el altar ecológico y pulmón del planeta, la Amazonía.

Las comunidades indígenas del Vaupés serán quienes sembrarán los Bosques de Mocoa,  el cual será plantado bajo los cuidados ancestrales durante tres años, dentro de los resguardos indígenas para que en el futuro no alcance a otras regiones previniendo este tipo de catástrofes naturales en la Amazonía.

Tú también puedes contribuir a este merecido homenaje, haz tu parte y compra la siembra en nombre de cada víctima humana, todos unidos por Mocoa  sembraremos un bosque  para que estos hechos naturales sean mínimos  en las regiones devastadas por el hombre  y en surcos de dolores  el bien germine ya.
Conocer más

La Amazonía pierde 800.000 hectáreas en el 2016

El altar ecológico más importante del planeta, la Amazonía, cada día pierde grandes terrenos de reserva forestal, según un estudio presentado por el INPE (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales) de Brasil.La selva amazónica perdió cerca de 800.000 hectáreas en 2016, cifra que alcanzó el récord desde 2008.

La reconocida ONG Greenpeace, asegura que la ganadería es el principal responsable de la pérdida de la riqueza natural y la biodiversidad, en gran parte del territorio brasilero, debido a que el ganado ocupaba en el 2015 el 60 % de las zonas deforestadas.

Las comunidades nativas en su afán por preservar su ecosistema, continúan incansablemente en la tarea de sembrar árboles en sus resguardos indígenas prolongando la existencia de plantas y frutos que contribuyen en el bienestar familiar y de las especies que conviven en los bosques ancestrales, donde por miles de años resisten a la modernidad y la influencia del hombre blanco.

Claro está, que no es posible tan ardua labor sin la ayuda y el aporte de algunos pocos sectores privados y personas afines con la ecología, los indígenas y los bosques de la selva amazónica.

Aún falta mucho por recuperar y no es suficiente con la siembra de árboles nativos que se viene restaurando desde hace más de tres años. Es necesaria la ayuda de todos, es momento de ser parte de esta iniciativa para salvar la amazonía y no dejar que nos alcance la indiscriminada deforestación. Desde cualquier lugar del planeta, a un click en tu computadora o dispositivo móvil, puedes contribuir a la siembra de un árbol nativo, con el nombre de un ser querido o con tu propio nombre y ser parte de las personas que dejan su huella en la amazonia para inmortalizar su existencia y conservar el agua, el oxígeno y la vida de las futuras generaciones de la tierra. A sembrar, a sembrar, que el mundo se va acabar.

Conocer más

FONDO COLOMBIA SOSTENIBLE – Una iniciativa para reducir la deforestación

La “paz con la naturaleza” es lo que busca el Gobierno  Colombiano, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos fue entregada esta propuesta el día martes 14 de febrero, que asegura el recaudo en los primero tres años de 210 millones  de dólares para reducir  la deforestación en los territorios afectados por el conflicto armado en el país y del mismo modo cumplir con las metas del COP21.

75% de la deforestación en Colombia sucede en territorios nativos afectados por la violencia armada como es el caso de la recordada toma de Mitú, que hace más de 18 años atemorizó al departamento de Vaupés.

 “…el estruendo del primer cilindro sacudió a Mitú a las 4:45 de la mañana. Fue la hora cero para la más sangrienta toma ejecutada por las Farc, que dejó 16 policías, 24 militares y 11 civiles muertos, 47 uniformados heridos y 61 más secuestrados.” El Tiempo, diario de Colombia

 En otros casos, el causante del daño ecológico son la minería ilegal y los cultivos ilícitos, que aun predominan como único recurso de sustento de la población que vive en las zonas de conflicto.

“El Fondo Colombia Sostenible nos ayudará a cumplir metas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, reducir en un 20 % la emisión de gases efecto invernadero para 2030, bajar la tasa de deforestación anual a 90.000 hectáreas o menos en el 2018 y que no haya pérdida de bosques naturales para el 2030” Juan Manuel Santos.

 Asimismo, agradeció a los países donantes que han aportado al fondo como Alemania, Noruega, Reino Unido, Canadá, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Suecia y Suiza.

La iniciativa también recibirá capital de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

Este fondo busca promover la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad del país, apoyar un desarrollo bajo en carbono y generar capacidades locales en áreas afectadas por el conflicto, incluidos más “empleos verdes”, entre otros, según detalló Santos.. Efeverde.

Las comunidades indígenas, la población afrodescendiente, los campesinos y toda la sociedad  en general son las   víctimas del conflicto armado que hemos vivido por más de 50 años de violencia en Colombia, y merecen este apoyo extranjero, la reparación y no repetición, sólo podrán ser real con una inclusión en el  “Fondo Colombia Sostenible” Iniciativa para reducir la deforestación y sembrar “Bosques de Paz” en todo el territorio nacional logrando la verdadera Paz con la naturaleza y el pueblo colombiano.

Conocer más

VERDE VAUPÉS

“Verde que te quiero verde,verde viento, verde ramas…”

García Lorca dramaturgo y poeta  nos dejó  en sus primeros  versos del Romance Sonámbulo, “Verde que te quiero verde” analogía a lo verde de la naturaleza, lamentablemente  el poeta no logro ver  los paisajes selváticos en la espesa Amazonía, más sin embargo su genialidad lo inspiró para saber que el “verde viento”  y  las “verde ramas” hoy nos inspiran para enamorarnos de aquellos árboles de los bosques que climatizan la tierra en el pulmón de la Amazonía.

La Amazonía alberga el 15% de la fauna del planeta y  el 31% de los bosques.

Y es que el departamento del Vaupés es verde en  un 96.5%, la extensión total de 54.135 km2 es un bosque  húmedo tropical nativo que  rodea parte de la Reserva Forestal de la Amazonía, 28.000  personas viven en medio de este altar natural y de los cuales un  90 % son nativos indígenas de 28 grupos étnicos, que son hoy por hoy, son  los guardianes de los bosques amazónicos y como lo llaman  los exploradores de la selva,  “territorio de los jaguares  de Yuruparí ”con un legado ancestral para reforestar la Amazonía   y asegurar  la supervivencia  del ecosistema, el oxígeno y la paz.

Los bosques del Vaupés se caracterizan por que en su ámbito se desarrolla una estrategia competitiva de muchas especies (por unidad de área), cuya gran biomasa hace un almacenamiento casi exclusivo de los elementos minerales que aportan nutrientes a la cobertura vegetal a manera de reciclaje. La fertilidad de la tierra, sin embargo, da paso a los bosques húmedos y muy húmedos tropicales, de gigantescos árboles hasta de 40 metros de altura y 3 metros de diámetro.

La vegetación del departamento presenta condiciones de drenaje de los mismos suelos que dan como resultados vegetaciones raquíticas herbáceas, arbustivas, de palmas, boscosa densa, vegetación de llanura o vegetación de suelos superficiales (donde existen afloramientos rocosos). Se identifican bosques naturales densos, bosques bajos de sabanas, sabanas arbustivas, y en mínima proporción por sabanas de gramíneas. El recurso flora es aprovechado por las comunidades indígenas y la población local, con distintos fines como; alimento, como medicina, suministro de madera para cocción, suministro de madera para construcción de viviendas e infraestructura, suministro de madera y otros productos para la elaboración de artesanías, con fines ornamentales, como suministro de productos industriales (látex, resinas, aceites, fibras, colorantes, etc.)

“Antes de vivir como seres humanos, nosotros

no teníamos nada para comer y

estábamos desesperados del hambre,

entonces anduvimos rebuscando, pero

no sabíamos que comer”.

~IPARARÍ

YAVIKARE ~HEHENAVA

Cada árbol del departamento del  Vaupés no sólo genera  oxígeno al planeta, produce  agua y alimentos a  los animales  de la región, también contribuye al bienestar y vida de los  resguardos indígenas. El casabe y la fariña, por ejemplo, son derivados de la yuca que es el único alimento para cada familia indígena,  en algunas comunidades como Timbo, Trubon y Tayazú,   también se está sembrando plantas frutales nativas y  medicinales, que en próximos  años darán frutos,  gracias al aporte de algunas personas en el mundo, las comunidades  siembran la tierra y luego disfrutarán de sus alimentos del verde Vaupés.

Conocer más

WARACAPURI, el Etnohotel en la mitad de la Selva.

En el altar ecológico y pulmón del mundo se encuentra el Etnohotel Waracapuri. Para algunos indígenas en la lengua Yeral significa pescado y en las creencias ancestrales  se dice que es el sitio  donde las tribus  se dividieron  para empezar a poblar  toda la tierra. Hoy Waracapuri es un Etnohotel, rodeado de los  míticos paisajes naturales que siguen intactos gracias a los cuidados indígenas tradicionales, los mismos  paisajes donde fue rodada la película nominada al Oscar en el 2016,  El Abrazo de la Serpiente y fuente de inspiración del libro <> de Wade Davis reconocido explorador  en la selva amazónica.

Llegar al Etnohotel Waracapuri es una travesía.

Desde el aeropuerto  Internacional el Dorado de Bogotá un vuelo comercial de la aerolínea SATENA  sale por menos de 250 dólares hasta la capital del Vaupés,  hora y media dura el recorrido que nos deja ver una espesa selva de bosques con algunos ríos que los atraviesan, toda una majestuosidad de la  Amazonia.

Para llegar al Etnohotel Waracapuri desde el aeropuerto de Fabio León Bentley, se puede ir por  una carretera destapada en un bus tipo “chiva” la cual cruza la selva por tres horas, o si lo prefiere, puede ir navegando  contra la corriente del  rio Vaupés, en una lancha a motor en menos tiempo.

Hospedarse a orillas del rio Vaupés es un encuentro con la cosmología ancestral de las comunidades nativas que viven el día a día con la naturaleza, poder sembrar un árbol con su  propio nombre  para perpetuar por siempre es único en el planeta, un verdadero  ecoturismo vivencial. Descubrir la riqueza cultural, las costumbres  y creencias indígenas, es un retorno al estado emocional de volver a nacer, de sentir y de vivir la mejor experiencia de la vida.

En el etnohotel Waracapuri el visitante se hospeda en medio de la selva, podrá plantar un árbol en los bosques nativos de las comunidades indígenas del Vaupés  y recorrerá como un explorador los siguientes sitios naturales de la región en la Amazonía.

  1. Cerro de Urania
  2. Raudal de Villafátima
  3. Caño Cucura.
  4. Caño Sangre
  5. Cachivera de Waracapuri (Santa Cruz)
  6. Isla del Espejo o del Amor
  7. Caño Ceima
  8. Cachivera o Raudal del Paujil
  9. Caño Mituseño
  10. Maloca Ipanoré
  11. Mariposario Tataroco
  12. Cerro Guacamaya
  13. Cerro Tipiaca
  14. Maloca del Internado Enosimar
Conocer más