Mes: February 2017

FONDO COLOMBIA SOSTENIBLE – Una iniciativa para reducir la deforestación

La “paz con la naturaleza” es lo que busca el Gobierno  Colombiano, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos fue entregada esta propuesta el día martes 14 de febrero, que asegura el recaudo en los primero tres años de 210 millones  de dólares para reducir  la deforestación en los territorios afectados por el conflicto armado en el país y del mismo modo cumplir con las metas del COP21.

75% de la deforestación en Colombia sucede en territorios nativos afectados por la violencia armada como es el caso de la recordada toma de Mitú, que hace más de 18 años atemorizó al departamento de Vaupés.

 “…el estruendo del primer cilindro sacudió a Mitú a las 4:45 de la mañana. Fue la hora cero para la más sangrienta toma ejecutada por las Farc, que dejó 16 policías, 24 militares y 11 civiles muertos, 47 uniformados heridos y 61 más secuestrados.” El Tiempo, diario de Colombia

 En otros casos, el causante del daño ecológico son la minería ilegal y los cultivos ilícitos, que aun predominan como único recurso de sustento de la población que vive en las zonas de conflicto.

“El Fondo Colombia Sostenible nos ayudará a cumplir metas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, reducir en un 20 % la emisión de gases efecto invernadero para 2030, bajar la tasa de deforestación anual a 90.000 hectáreas o menos en el 2018 y que no haya pérdida de bosques naturales para el 2030” Juan Manuel Santos.

 Asimismo, agradeció a los países donantes que han aportado al fondo como Alemania, Noruega, Reino Unido, Canadá, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Suecia y Suiza.

La iniciativa también recibirá capital de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

Este fondo busca promover la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad del país, apoyar un desarrollo bajo en carbono y generar capacidades locales en áreas afectadas por el conflicto, incluidos más “empleos verdes”, entre otros, según detalló Santos.. Efeverde.

Las comunidades indígenas, la población afrodescendiente, los campesinos y toda la sociedad  en general son las   víctimas del conflicto armado que hemos vivido por más de 50 años de violencia en Colombia, y merecen este apoyo extranjero, la reparación y no repetición, sólo podrán ser real con una inclusión en el  “Fondo Colombia Sostenible” Iniciativa para reducir la deforestación y sembrar “Bosques de Paz” en todo el territorio nacional logrando la verdadera Paz con la naturaleza y el pueblo colombiano.

Conocer más

VERDE VAUPÉS

“Verde que te quiero verde,verde viento, verde ramas…”

García Lorca dramaturgo y poeta  nos dejó  en sus primeros  versos del Romance Sonámbulo, “Verde que te quiero verde” analogía a lo verde de la naturaleza, lamentablemente  el poeta no logro ver  los paisajes selváticos en la espesa Amazonía, más sin embargo su genialidad lo inspiró para saber que el “verde viento”  y  las “verde ramas” hoy nos inspiran para enamorarnos de aquellos árboles de los bosques que climatizan la tierra en el pulmón de la Amazonía.

La Amazonía alberga el 15% de la fauna del planeta y  el 31% de los bosques.

Y es que el departamento del Vaupés es verde en  un 96.5%, la extensión total de 54.135 km2 es un bosque  húmedo tropical nativo que  rodea parte de la Reserva Forestal de la Amazonía, 28.000  personas viven en medio de este altar natural y de los cuales un  90 % son nativos indígenas de 28 grupos étnicos, que son hoy por hoy, son  los guardianes de los bosques amazónicos y como lo llaman  los exploradores de la selva,  “territorio de los jaguares  de Yuruparí ”con un legado ancestral para reforestar la Amazonía   y asegurar  la supervivencia  del ecosistema, el oxígeno y la paz.

Los bosques del Vaupés se caracterizan por que en su ámbito se desarrolla una estrategia competitiva de muchas especies (por unidad de área), cuya gran biomasa hace un almacenamiento casi exclusivo de los elementos minerales que aportan nutrientes a la cobertura vegetal a manera de reciclaje. La fertilidad de la tierra, sin embargo, da paso a los bosques húmedos y muy húmedos tropicales, de gigantescos árboles hasta de 40 metros de altura y 3 metros de diámetro.

La vegetación del departamento presenta condiciones de drenaje de los mismos suelos que dan como resultados vegetaciones raquíticas herbáceas, arbustivas, de palmas, boscosa densa, vegetación de llanura o vegetación de suelos superficiales (donde existen afloramientos rocosos). Se identifican bosques naturales densos, bosques bajos de sabanas, sabanas arbustivas, y en mínima proporción por sabanas de gramíneas. El recurso flora es aprovechado por las comunidades indígenas y la población local, con distintos fines como; alimento, como medicina, suministro de madera para cocción, suministro de madera para construcción de viviendas e infraestructura, suministro de madera y otros productos para la elaboración de artesanías, con fines ornamentales, como suministro de productos industriales (látex, resinas, aceites, fibras, colorantes, etc.)

“Antes de vivir como seres humanos, nosotros

no teníamos nada para comer y

estábamos desesperados del hambre,

entonces anduvimos rebuscando, pero

no sabíamos que comer”.

~IPARARÍ

YAVIKARE ~HEHENAVA

Cada árbol del departamento del  Vaupés no sólo genera  oxígeno al planeta, produce  agua y alimentos a  los animales  de la región, también contribuye al bienestar y vida de los  resguardos indígenas. El casabe y la fariña, por ejemplo, son derivados de la yuca que es el único alimento para cada familia indígena,  en algunas comunidades como Timbo, Trubon y Tayazú,   también se está sembrando plantas frutales nativas y  medicinales, que en próximos  años darán frutos,  gracias al aporte de algunas personas en el mundo, las comunidades  siembran la tierra y luego disfrutarán de sus alimentos del verde Vaupés.

Conocer más

WARACAPURI, el Etnohotel en la mitad de la Selva.

En el altar ecológico y pulmón del mundo se encuentra el Etnohotel Waracapuri. Para algunos indígenas en la lengua Yeral significa pescado y en las creencias ancestrales  se dice que es el sitio  donde las tribus  se dividieron  para empezar a poblar  toda la tierra. Hoy Waracapuri es un Etnohotel, rodeado de los  míticos paisajes naturales que siguen intactos gracias a los cuidados indígenas tradicionales, los mismos  paisajes donde fue rodada la película nominada al Oscar en el 2016,  El Abrazo de la Serpiente y fuente de inspiración del libro <> de Wade Davis reconocido explorador  en la selva amazónica.

Llegar al Etnohotel Waracapuri es una travesía.

Desde el aeropuerto  Internacional el Dorado de Bogotá un vuelo comercial de la aerolínea SATENA  sale por menos de 250 dólares hasta la capital del Vaupés,  hora y media dura el recorrido que nos deja ver una espesa selva de bosques con algunos ríos que los atraviesan, toda una majestuosidad de la  Amazonia.

Para llegar al Etnohotel Waracapuri desde el aeropuerto de Fabio León Bentley, se puede ir por  una carretera destapada en un bus tipo “chiva” la cual cruza la selva por tres horas, o si lo prefiere, puede ir navegando  contra la corriente del  rio Vaupés, en una lancha a motor en menos tiempo.

Hospedarse a orillas del rio Vaupés es un encuentro con la cosmología ancestral de las comunidades nativas que viven el día a día con la naturaleza, poder sembrar un árbol con su  propio nombre  para perpetuar por siempre es único en el planeta, un verdadero  ecoturismo vivencial. Descubrir la riqueza cultural, las costumbres  y creencias indígenas, es un retorno al estado emocional de volver a nacer, de sentir y de vivir la mejor experiencia de la vida.

En el etnohotel Waracapuri el visitante se hospeda en medio de la selva, podrá plantar un árbol en los bosques nativos de las comunidades indígenas del Vaupés  y recorrerá como un explorador los siguientes sitios naturales de la región en la Amazonía.

  1. Cerro de Urania
  2. Raudal de Villafátima
  3. Caño Cucura.
  4. Caño Sangre
  5. Cachivera de Waracapuri (Santa Cruz)
  6. Isla del Espejo o del Amor
  7. Caño Ceima
  8. Cachivera o Raudal del Paujil
  9. Caño Mituseño
  10. Maloca Ipanoré
  11. Mariposario Tataroco
  12. Cerro Guacamaya
  13. Cerro Tipiaca
  14. Maloca del Internado Enosimar
Conocer más

3 metas para el Crecimiento Verde en Colombia

Febrero inició con temas ambientales en Colombia, el gobierno nacional hizo el lanzamiento de la “Misión de Crecimiento Verde” que movilizará la expansión en la economía del país para incrementar las políticas compatibles con el medio ambiente y ser el referente en América Latina en Crecimiento Verde para el 2030.

El director del Departamento de Planeación Nacional (DNP), Simón Gaviria dijo «El Crecimiento Verde es un medio para lograr el 65% de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); para alcanzar la meta de reducción de emisiones de carbono por parte de Colombia en la COP21 y para implementar las 45 recomendaciones y los 74 instrumentos sugeridos por la OECD en materia ambiental. El Crecimiento Verde nos permitirá materializar los dividendos ambientales de la paz»

Las metas de la “Misión de Crecimiento Verde” para el 2030 son:

  1. Aumentar la eficiencia del uso del agua, la energía, el suelo y las materias primas para propender por una “economía circular”.
  2. Posicionar la bioeconomía como un sector competitivo y que diversifica la economía del país
  3. Aumentar la demanda de y la oferta de la fuerza laboral para el Crecimiento Verde

*Visión estratégica de la Misión de Crecimiento Verde:

  • Colombia será un referente en América Latina en cuanto al crecimiento verde a 2030.
  • El país incrementará su crecimiento económico y competitividad, conservando el capital natural.
  • Apalancar inversiones en ciencia, tecnología e innovación para el crecimiento verde.

*Propuestas de la Misión en torno al uso eficiente de los recursos y nuevas oportunidades económicas basadas en la riqueza del capital natural:

  • Aumentar la productividad del agua,el tratamiento de aguas residuales y el reúso.
  • Incrementar la productividad agropecuariay mejorar indicadores de crecimiento verde.
  • Incrementar las energías renovablesno convencionales y la eficiencia energética al 2030.
  • Aumentar la eficiencia en el uso de materiales y el aprovechamiento de residuos hacia una economía circular.
  • Posicionar la bioeconomíapara impulsar el crecimiento y la diversificación de la economía.
  • Fomentar la economía forestalderivada del aprovechamiento sostenible de plantaciones forestales y bosques naturales.

*https://www.dnp.gov.co/Paginas/El-uso-eficiente-de-los-recursos-genera-rentabilidad.aspx

Esta es la semilla para la economía de Colombia y  “Misión de Crecimiento Verde” es modelo a seguir para Latinoamérica, será útil para los nativos de cada rincón del país y las comunidades indígenas del altar ecológico y pulmón del planeta, que hoy son los guardianes de los bosques prolongando la deforestación, la vida y la paz.

Conocer más

RUEDA LA PAZ EN BOGOTÁ

«Nada es comparable al sencillo placer de montar en bicicleta»

JOHN F KENNEDY

La Decimosexta Cumbre Mundial de Premios Nobel de  Paz  se realizará en la capital de Colombia. Hoy jueves 2 de febrero, al caer la tarde, Bogotá tendrá el evento denominado “Ciclopaseo de la Paz” agasajo  para recordar  a las víctimas de accidentes  de tránsito en la ciudad. Un homenaje que organiza el Centro de Memoria Histórica y más de 20 colectivos urbanos de ciclistas que hace parte de la iniciativa “Vuelta a la Memoria” compromiso de los sectores públicos, privados, la ciudadanía y la embajada del Reino de los Países Bajos para reavivar la memoria relacionada con el conflicto armado.

El recorrido inicia a las 6:00 p.m. hora local de Colombia, desde el arco central de Corferias, se espera la participación de los ciudadanos con banderas blancas en las cuales plasmaran compromisos de paz. La etapa tendrá una extensión de 15 kilómetros y como es hoy  el “Día Sin Carro y Sin Moto en Bogotá” se aprovechará la falta de vehículos que tendrán las calles de la ciudad. La ruta  terminará frente al Museo Nacional de Colombia.

 Según el diario El Colombiano, en la celebración del Día sin carro en 2016, la ciudad redujo en un 27,5% el monóxido de Carbono; un 23,6% el Ozono O3;  entre 45% y 46,7% el material particulado PM10 causado por los combustibles a base de plomo; y entre 30% y 56,8% las registros de emisiones de gases contaminantes. Mientras un 80% de los vehículos que recorren normalmente la ciudad en un día laboral dejaron de circular causando que alrededor de 5.500 personas utilizaran medios alternativos como la bicicleta y el transporte público. 

Durante la jornada, se monitoreará el ruido ambiental, se dispondrá de 9 puntos de control de emisiones de gases  contaminantes,  la Secretaría Distrital de Ambiente rodará en bicicletas de tres puestos por las diferentes localidades de Bogotá con mensajes alusivos a la ecomovilidad. La ciudadanía podrá consultar el estado de calidad del aire en términos del Índice Bogotano de Calidad de Aire(IBOCA) en la página web de la Secretaría de Ambiente.

Conocer más