fbpx

Acuerdo climático de París, un convenio para la paz y la prosperidad

Un acuerdo ambicioso, equitativo y vinculante

El pasado 12 de diciembre vivimos un momento especial de optimismo y euforia. Fue una cita exitosa entre la humanidad y su destino.

El acuerdo de París demostró la eficacia del multilateralismo. En un contexto diplomático difícil, probó la capacidad de todos los Estados para superar sus divergencias con el fin de afrontar, juntos, retos comunes. La COP21 permitió también medir la determinación de los gobiernos locales, de las empresas y de todos los protagonistas no estatales para entrar en un mundo resiliente ante los impactos climáticos, para construir una economía ‘descarbonizada’, como ya fue el caso a partir de junio de 2015 con motivo del G7 en Alemania.

Fuente: eltiempo.com/mundo