El agente más importante del mundo para mitigar el cambio climático, esta en peligro.

La Amazonía es el bosque tropical que más cantidad de carbono (CO2) retiene en el mundo, ya que sus árboles milenarios almacenan el 10% del carbono mundial. Su existencia es indispensable ya que esta selva húmeda enfría el planeta y regula su temperatura, liberando a su vez el mayor % de oxígeno en bosques. Adicional a eso, del 17% al 20% del agua dulce mundial, corre por sus ríos. Sus 6.7km2 de bosques poseen la mayor cantidad de biodiversidad de la tierra, con 40.000 especies de plantas, y 2.200 especies de anfibios registrados desde 1999. En ella hay 34 millones de habitantes, pertenecientes a 350 grupos indígenas que día a día conviven armónicamente con la naturaleza, y hoy luchan por que su hogar sea protegido.

NUESTRA AMAZONÍA ES INDISPENSABLE PARA EL MUNDO Y JUNTOS TENEMOS QUE PROTEGERLA.

La Amazonía comprende un amplio territorio de Sudamérica: Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Guyana y Surinam. La parte integrada en Colombia, está formada por 6 departamentos: Amazonas, Guaviare, Caquetá, Putumayo, Guainía y Vaupés. Una amplia zona que representa el 40% del territorio colombiano. En este territorio la pobreza es extrema, las riquezas son explotadas indiscriminadamente para beneficio de personas que no habitan allí y que no solo han dejado en el olvido a sus habitantes, sino que han perjudicado el altar ecológico del planeta: La Amazonia.

La tala indiscriminada y la minería son solo algunos de los problemas graves. Los indígenas que han vivido allí desde hace siglos han visto reducir sus medios naturales de subsistencia: las plantas que servían de sustento ya no son suficientes, la fauna ha ido disminuyendo a escalas importantes, y los peces y otros recursos son escasos.

La fauna amazónica es una de las más biodiversas del planeta. La región concentra más del 30% de la biodiversidad de la Tierra y su nombre, “Amazonas”, proviene del vocablo de origen indígena “amassunu”, que quiere decir “ruido de aguas, agua que retumba”. La Amazonia es el hogar de culturas milenarias que conservan los secretos y un conocimiento milenario vital para la humanidad. Asegurar su supervivencia es asegurar la supervivencia del mundo tal y como lo conocemos.