El pulmón del mundo está en peligro La Amazonía genera el 20% del oxígeno y el 25% de agua dulce de planeta

La Amazonia comprende un amplio territorio de Sudamérica: Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Guyana y Surinam. La parte integrada en Colombia, está formada por 6 departamentos: Amazonas, Guaviare, Caquetá, Putumayo, Guainía y Vaupés. Una amplia zona que representa el 40% del territorio colombiano. En este territorio la pobreza es extrema, las riquezas son explotadas indiscriminadamente para beneficio de personas que no habitan allí y que no solo han dejado en el olvido a sus habitantes, sino que han perjudicado el altar ecológico del planeta: La Amazonia.

La tala indiscriminada y la minería son solo algunos de los problemas graves. Los indígenas que han vivido allí desde hace siglos han visto reducir sus medios naturales de subsistencia: las plantas que servían de sustento ya no son suficientes, la fauna ha ido disminuyendo a escalas importantes, y los peces y otros recursos son escasos.

La fauna amazónica es una de las más biodiversas del planeta. La región concentra más del 30% de la biodiversidad de la Tierra y su nombre, “Amazonas”, proviene del vocablo de origen indígena “amassunu”, que quiere decir “ruido de aguas, agua que retumba”. La Amazonia es el hogar de culturas milenarias que conservan los secretos y un conocimiento milenario vital para la humanidad. Asegurar su supervivencia es asegurar la supervivencia del mundo tal y como lo conocemos.