Cuándo podremos vivir de los bosques sin talarlos?

En 7 municipios amazónicos (San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá, La Macarena, Calamar, El Retorno, Solano y San José del Guaviare) está casi la mitad de pérdida de bosque del país.

Por: Gabriela Eslava Bejarano @eb_gaba

“El árbol no me va a dar de comer y necesito esa tierra para sembrar” dice un campesino en Florencia. “Nosotros sabemos que no está bien deforestar pero no tenemos alternativas” afirman campesinos de la vereda El Capricho en San José del Guaviare. “Si cuidamos los bosques pero después el gobierno concesiona la tierra para megaproyectos que tumban y da créditos para ganadería extensiva, ¿para qué estamos cuidando entonces?” señala un miembro del cabildo indígena ancestral Tinigua en La Macarena. “Yo no entiendo a un gobierno que por un lado persigue a quienes deforestan pero que, por otro, permite que se realice fracking y minería”, afirma una campesina de Calamar. “Capturan campesinos que no talan 10 hectáreas de bosque pero los que están talando más de 300 permanecen en la impunidad” resalta la presidenta de una junta de acción comunal en Mocoa. Estos son solo algunos de los testimonios que comparten las comunidades de los diferentes departamentos que conforman la Amazonía colombiana y que participaron durante el último mes en una serie de talleres organizados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y las Corporaciones Autónomas Regionales de la Amazonía (CDA, Corpoamazonia y Cormacarena) para dar cumplimiento a las órdenes que dio la Corte Suprema de Justicia al gobierno, el pasado 5 de abril, para frenar la deforestación en la Amazonía colombiana.    Los talleres realizados con las comunidades de la Amazonía en Florencia, Mocoa, San José del Guaviare, La Macarena y Granada, fueron convocados con el propósito de conocer de primera mano la problemática de la deforestación y recoger insumos para cumplir las órdenes que dio la Corte Suprema de Justicia en la sentencia que reconoce a la Amazonía como sujeto de derechos: formular un plan de acción de corto, mediano y largo plazo para frenar la deforestación en la Amazonía, crear un Pacto Intergeneracional por la vida del Amazonas colombiano (PIVAC) y actualizar los planes de ordenamiento territorial de los municipios de la Amazonía colombiana. El próximo 18 de agosto vence el primer plazo que le dio la Corte Suprema al gobierno para presentar un plan de acción para frenar la deforestación. Plan que es cada vez más necesario, si se tiene en cuenta que, según el último boletín de alertas tempranas de deforestación del IDEAM, en 2018 en tan solo 7 municipios amazónicos (San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá, La Macarena, Calamar, El Retorno, Solano y San José del Guaviare) se concentra casi la mitad de pérdida de bosque del país (49,1%) y la tasa oficial de deforestación nacional aumentó en 23% en el último año.

Leer más. !Pacifista¡