fbpx

Huella ecológica – Economía circular

Por: Gabriel Jaime Rico
[email protected]

Como en una película de ficción, los seres humanos nos movemos de un lado a otro multiplicándonos hasta consumir todos los recursos naturales. La única manera de sobrevivir en el futuro será propagándonos a otro espacio. No protegemos el entorno, sino que nos volvemos tóxicos para el planeta, una especie de virus para la Tierra.

Los colombianos generamos al año 12 millones de toneladas de basura. Diariamente en Bogotá, unas 7.500; y en Medellín, cerca de 2.000. Al mes en Medellín se llenan 9.287 con residuos sólidos y en Bogotá 34.000. ¿A dónde vamos a parar?

Si queremos dejar de ser veneno para el planeta debemos empezar por apropiarnos de las siguientes prácticas: Reducir la producción de elementos desechables. Reutilizar los productos para que puedan aprovecharse para el mismo fin u otro diferente. Reciclar los residuos para que puedan ser usados en la producción de nuevos bienes. Reparar lo que esté viejo o dañado para que vuelva a usarse. Regular el mercado y el consumo para que desde ahí fomentemos una relación consciente con el medio ambiente.

La integración de estas prácticas es la economía circular, un modelo de conducta de generación y consumo que pretende lograr que los productos, partes y recursos consumibles mantengan su utilidad y valor en todo momento. Sí, esta es, en definitiva, nuestra única salida para salvar el planeta y nos necesita a todos.

Fuente: Diario ADN