fbpx

Huella ecológica – Vacaciones en la playa

Por: Gabriel Jaime Rico
[email protected]

Casi todos los colombianos tenemos fotos en la playa de niños jugando en la arena, disfrutando del mar. Salir a caminar por la arena es una delicia, eso sí, si ignoras las basuras, si no miras con detenimiento los espolones que recogen los desechos que sin piedad se arrojan al agua.

Las playas son la vida de las personas que viven en la costa, generan oportunidades turísticas, recreativas y comerciales. ¿A quién no le han ofrecido un masaje, un hermoso peinado con chaquiras o un variado menú de camarones y agua de coco?

El mar es la vida para una variedad de plantas y animales que se ven invadidos por los desperdicios que arrojamos. Pocos son los programas de limpieza, ¡y aunque no se trata de recoger, se trata de no ensuciar nuestras playas! Si a esto sumamos un número excesivo de turistas inconscientes, se perjudican las comunidades cercanas al mar, los nadadores se enferman, se afectan la economía local, los hoteleros, los operadores turísticos y los vendedores locales. Como si fuera poco, se afectan los hábitats oceánicos.

La buena noticia es que podemos ayudar a proteger nuestras playas y nuestra salud, trabajando con autoridades, hoteleros, operadores turísticos, caminantes, turistas, comerciantes, y las familias que viven en ellas si hacemos lo que debemos hacer como parte de una indispensable cultura ambiental: ¡Disfrutar sin ensuciar nuestras playas!

Fuente: Diario ADN