Los Objetivos Mundiales son nuestra mayor esperanza; para las personas, para el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas. Debemos trabajar para alcanzarlos y combatir los principales desafíos del mundo, desde la pobreza y la igualdad de género, hasta el cambio climático, la desigualdad y el cierre de la brecha financiera.