Etiqueta: deforestación

Únete A Saving The Amazon Para Continuar La Lucha Contra El Cambio Climático

Muchas de las actividades que como sociedad realizamos a diario, traen repercusiones negativas en los ecosistemas de nuestro país. Estos impactos, pueden ser mitigados promoviendo la conservación de dichos espacios naturales y las especies que en ellos habitan.

Los proyectos que promueven la siembra de árboles o reforestación de zonas degradadas, como nosotros, son algunos de los proyectos más habituales y efectivos para “compensar” emisiones. Se trata de favorecer los ecosistemas vivos que ayuden a absorber CO2 y, por tanto, a estabilizar las concentraciones de este gas de efecto invernadero a la atmósfera. Además, los árboles tienen un valor estético, sentimental y social que los hace especialmente adecuados para convertirse en símbolos de la “compensación” de emisiones.

Existen cada vez más empresas dedicadas a ofrecer este tipo de “compensación”. Los proyectos de reducción de emisiones que se incluyen como medidas de compensación dentro del llamado marco regulado (es decir, las compensaciones que realizan las empresas que están obligadas a ello por norma, según el Protocolo de Kyoto) son verificados por las Naciones Unidas. Dicho Protocolo ha sensibilizadoa los gobiernos a establecer leyes y políticas para cumplir sus compromisos, a las empresas a tener el medio ambiente en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre sus inversiones, y además ha propiciado la creación del mercado del carbono.En cambio, en el marco voluntario, en el que tienen cabida las iniciativas de empresas o particulares que quieren compensar sus emisiones pese a no estar obligados a ello, no hay un control por parte de un órgano certificador. En esta última opción, hay que apostar por entidades o proyectos con un cierto reconocimiento, para tener la seguridad de que realmente el dinero que uno invierte se destina a proyectos reales destinados a la reducción de emisiones reales.

El cambio climático es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta nuestro planeta.

Desde la revolución industrial hasta hoy, la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), que se usan para producir energía, libera gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera, aumentando la temperatura de la Tierra y provocando una  distorsión en el sistema climático global.

Consecuencias e impactos

* Derretimiento de los glaciares y otras masas de hielos permanentes en todo el planeta (situación que pone en riesgo las más importantes reservas de agua dulce del mundo y que causará la crecida del nivel del mar)

* Incremento de olas de calor, inundaciones y sequías

* Expansión de enfermedades

* Colapso de numerosos ecosistemas como los páramos, que cumplen una función vital para la regulación del ciclo del agua

Nuestra propuesta

Savin The Amazon trabaja para lograr un modelo sostenible y apuesta por una revolución capaz de ayudar a reducir las emisiones de CO2 para evitar un cambio climático fuera de control en el que la opción nuclear esté definitivamente descartada.

Para esto es fundamental un cambio en la forma de producir y usar la energía. La sustitución de fuentes de energía sucias (carbón, gas, nuclear y petróleo) por otras limpias (solar y eólica) necesita: la paralización de los nuevos proyectos de centrales térmicas, el cierre progresivo de las centrales nucleares y el apoyo a las energías renovables.

Los bosques ayudan a regular el clima de la Tierra porque almacenan casi 300 mil millones de toneladas de carbón en sus partes vivas – cerca de 40 veces las emisiones anuales de gas de efecto invernadero de los combustibles fósiles.

Cuando son destruidos por tala o incendios, este carbón es liberado a la atmósfera como el gas de efecto invernadero que cambia el clima, dióxido de carbono. La destrucción de bosques es responsable de hasta una quinta parte de las emisiones mundiales de gas de efecto invernadero – más que todos los aviones, coches, camiones, barcos y trenes del planeta juntos.

Los bosques también regulan el flujo hídrico y las lluvias, así que dependemos de ellos para cultivar nuestras cosechas y alimento. La pérdida de bosque en una parte del mundo puede tener impactos severos en otra; la pérdida forestal en la Amazonia y África Central puede reducir severamente las lluvias en el medio oeste de Estados Unidos, por ejemplo.

Con tantos de los bosques del mundo ya destruidos, necesitamos urgentemente proteger lo que queda. La industria todavía convierte despiadadamente los bosques en productos desechables que terminan en nuestras cestas de la basura – mientras pone a las especies al borde de la extinción, destruyendo las vidas y sustentos de las comunidades forestales y exacerba el cambio climático global.

Ahora es el momento de comprometernos con un futuro energético realmente seguro y sustentable; construido sobre la base de tecnologías limpias y la creación de millones de nuevos puestos de trabajo.

Conocer más

Conversatorio Universidad de Los Andes: +Árboles +Vida con Henry González y Bosques de Paz UNIANDINO

En la mañana de hoy, Henry González, secretario general de AATICAM, compartió sus experiencias con el grupo interdisciplinario Bosque de Paz Uniandino, iniciativa de los estudiantes de La Universidad de Los Andes para hacer parte de la reconciliación de Colombia con su pasado. En un conversatorio llamado + Árboles +Vida organizado por la Fundación Saving The Amazon en conjunto con el proyecto Bosques de Paz, Henry transmitió un mensaje clave para los estudiantes y todos las personas que viven en las distintas ciudades del país, para que juntos sigamos trabajando de la mano por las comunidades más abandonadas.
Henry es de Cubeo, un pueblo indígena que habita en la cuenca del río Vaupés, especialmente a lo largo de sus afluentes Caduyarí y Querarí, así como del Pirabotón y el Cabiyú en el alto Vaupés . Aproximadamente viven unas siete mil personas, de las cuales, la mayoría viven en el resguardo indígena al oriente del departamento del Vaupés, una parte en los departamentos de Guaviare y Guainía y otra parte en Brasil.
Los Cubeo, son una de esas 8 comunidades que pertenecen a AATICAM, son comunidades que se encuentran cerca a la Micro Central Hidroeléctrica de Mitu, zona dónde la deforestación de árboles, ha modificado las condiciones del ecosistema. Por esta razón, el gobierno Colombiano designó que estas comunidades se convirtieran en guardianes del bosque, para que con los programas de reforestación que se adelantan se puedan recuperar las condiciones naturales de dichos territorios afectados por presencia de empresas y proyectos que por sus actividades requieren del uso de recursos naturales de los ecosistemas de estas poblaciones. Por su parte las autoridades indígenas de la Asociación de AATICAM, que reúne 1164 integrantes en 8 comunidades beneficiadas por el esquema, se han venido beneficiando del apoyo a sus necesidades como incentivo para cuidar y resguardar la selva donde están los sitios sagrados de sus comunidades despensa de alimento y supervivencia.

Con proyectos productivos, educación ambiental un monumento vivo como símbolo de memoria histórica son los componentes de este proyecto. El último Bosque de Paz sembrado en Vaupés, esta destinado para el provecho de 243 familias de la región.  Estas ocho comunidades indígenas contarán con esta pieza de infraestructura. Un área total de 134 hectáreas compuestas por estaciones de telecomunicaciones dispuestas por Andired, adecuación de kioscos vive digital, puntos vive digital, puntos vive digital plus, zonas wi-fi, conectividad a instituciones públicas y la prestación del servicio de masificación de acceso a internet banda ancha en hogares de estratos 1 y 2, en viviendas de interés social e interés prioritario.
Según Henry, los árboles son plantados y cuidados bajo conocimiento ancestral. De esta manera, garantizamos la preservación de las manifestaciones culturales de estos pueblos indígenas. La lengua y tradición oral, la organización social, los conocimientos sobre la naturaleza y el universo, y los espacios culturales.
Los estudiantes de Bosques De Paz Uniandino, hicieron preguntas sobre la preservación de dichas lenguas nativas y sobre sus manifestaciones culturales, a lo que el secretario general de AATICAM insiste que lo que más quisiera enseñar y transmitir a la cultura occidental sería la lengua Cubea.

(más…)

Conocer más

SIEMBRA ÁRBOLES POR LA CONSERVACIÓN DE LA AMAZONÍA

En Colombia, Ecuador, Brasil, Perú y Bolivia, la expansión de la minería ilegal no sólo está degradando parte de la reserva de biodiversidad más importante del mundo sino trayendo consecuencias para la calidad de vida de las comunidades de la región.

La falta de leyes que regulen drásticamente la minería ilegal en estas áreas, impulsó la llegada de economías ilícitas y mafias del narcotráfico, y, en el caso particular de Colombia, la llegada de grupos armados ilegales que lavan dinero por cuenta de esta practica. Por otro lado la llegada de la prostitución, el encarecimiento de la comida y el combustible y las presiones que impusieron los grupos armados sobre las poblaciones rurales. El conflicto armado, ha sido responsable de atentar permanentemente contra un bien público como lo es el medio ambiente. Atacar la naturaleza y nuestro territorio y su capacidad de soporte de la vida y el progreso social. De acuerdo con Semana Sostenible    “El país apenas está entendiendo lo que ha significado la salida de los grupos armados de territorios que se encuentran en las zonas de mayor deforestación en el país. Dichos grupos al margen de la ley también propiciaron estas prácticas, pero no son comparables con la actual tendencia, sobre todo por la creciente ola de acaparamiento de tierras en zonas de frontera agropecuaria”.(Fuente: https://goo.gl/3Eck6a)

Ahora, el reto más grande para el país este 2018 es lograr controlar la deforestación. En pocas palabras, lograr que nuestros ecosistemas, generen una resistencia a cambios climáticos como las sequías y las épocas lluviosas, situación que está  ligada al mantenimiento de bosques. El Amazonas, sigue siendo la región con mayor superficie deforestada, en el año 2016, se detectaron 70.074 hectáreas perdidas.

 

¿Qué viene para este año?

“Estamos ante un drama climático y humano, la deforestación sin control deja sin hogar a muchas comunidades indígenas. En las últimas décadas se talaron 2.000 árboles por minuto, una extensión equivalente a dos campos de fútbol”  asegura Ximena Patiño, presidenta de nuestra fundación en una entrevista para Semana Sostenible.

(Fuente: https://goo.gl/iAuT1g)

Nuestro proyecto quiere lograr que las poblaciones sean conscientes de los problemas con los que viven los indígenas, parte fundamental de la historia y legado del país, principalmente los de la zona del Vaupés. Este departamento tiene uno de los índices más altos de desnutrición infantil en la población indígena. Por eso, con la siembra de árboles frutales en sus comunidades ayuda a que la seguridad alimentaria sea estable para los niños y, además, genera trabajo para los adultos que reciben una bonificación por sembrar y cuidar los árboles allí. La siembra de cada árbol no ha permitido ayudar aproximadamente a 217 comunidades y 29.860 indígenas de las Etnias Wanano y Kubeo de la familia Tucano y de la Etnia Curripaco de la familia Arawak; hemos logrado dar trabajo a 7.460 mujeres y, en 2014, permitió que se entregaran kits escolares para la entrada al colegio de los niños de la comunidad. Además de compensar el desastre ecológico y el desequilibrio del ecosistema que genera la tala sistemática y descontrolada, la reforestación busca rescatar a las diferentes comunidades indígenas que están en peligro de extinción a causa de esa misma tala indiscriminada de la flora amazónica.

 

¡Tú también puedes ayudar!

Desde la Fundación, tenemos el reto de plantar más de 72.000 árboles al mes, es decir más de 4,5 millones en los próximos 5 años. Salvar el Amazonas, sus comunidades y compensar la tala indiscriminada, con la colaboración de todos, es nuestra misión.

Puedes adoptar o regalar un árbol de manera individual. El proyecto permite compartir con tu familia, amigos y seres queridos la ilusión y el compromiso de salvar el Amazonas. Por otro lado, las empresas también pueden sembrar un bosque completo. Cada árbol, llevará el nombre de la persona a la que le pertenece y se puede geo-localizar a través de nuestra página web.

 

(más…)

Conocer más